Miercoles 13 de Diciembre de 2017

Asociación ilícita: Se entregó el jefe de seguridad de la feria Urkupiña

6 Diciembre, 2017 1:46 PM, Buenos Aires. Por

El jefe de seguridad de la feria Urkupiña, una de las tres que conforman el complejo La Salada de Ingeniero Budge, partido de Lomas de Zamora, se entregó ante la policía, acusado de formar parte de una asociación ilícita por la que ya se encuentran detenidas otras 17 personas, entre ellos el presunto jefe de la organización, Enrique Antequera, a quien apodan “El otro Rey de La Salada”. El hombre detenido es Juan Manuel Louzán, quien se presentó ante la policía y quedó a disposición del fiscal de Lomas de Zamora, Sebastián Scalera.

La entrega de Louzán se produjo de manera simultánea a los megaoperativos, de los que participaron unos 2000 efectivos de distintas fuerzas de seguridad, que se llevaron a cabo esta mañana en el marco de otra investigación que tiene a su cargo la Justicia Federal de Lomas de Zamora por la supuesta falsificación de marcas en los productos que se venden en la feria. En otra investigación que tiene el mismo fiscal Scalera, también se encuentra detenido el empresario Jorge Castillo, apodado “El Rey de La Salada”.

Al momento de su detención, Louzán aseguró al canal de noticias C5N es inocente y que se mantuvo prófugo por decisión de sus anteriores abogados, a quienes despidió y contrató a un nuevo letrado. “Las cosas no son como las están contando. Yo me vengo a entregar porque vamos a probar que no tengo nada que ver con la causa de asociación ilícita”, dijo el detenido, segundos antes de que fuera detenido por la policía.

“Lo que puedo decir es que los videos que se muestran (en los que se observan supuestos episodios de tortura) no son de la feria Urkupiña. Nosotros no torturábamos a ‘mecheras’ ni cobrábamos coimas. Ese video es de la feria de Castillo. Nunca fui señalado por las mecheras”, añadió.

En el marco de esta investigación aún quedan personas prófugas y con pedido de captura, y dijeron que el detenido Louzán será indagado recién mañana. Este hombre estaba a cargo de toda la seguridad del predio Urkupiña y para él trabajaban unos 120 empleados.

La sospecha de los pesquisas es que, además de cobrar por la supuesta “seguridad” y por permitir a los puesteros que se instalen en los alrededores de Urkupiña, los empleados de Louzán fueron los responsables de algunos de los robos que sufrieron clientes de las ferias que llegaban del interior del país.

F: C5N

Facebook

Comentarios

Comentarios en Facebook