• Lunes 25 de Septiembre de 2017

“Domesticáme”… por la Dra Valeria Carreras (@dravaleria)

25 Diciembre, 2013 9:57 PM, Buenos Aires. Por

Sin título

Tenemos este lugar donde nos comunicamos, y ha llegado un momento del año donde nos ponemos a reflexionar y en mi caso me pongo sensible

Soy abogada como uds saben y han leìdo este año, mis comentarios y anàlisis sobre casos policiales, asesinatos, y temas legales que nos inquietan a todos

. Hoy querría proponerles mirar a nuestro alrededor y buscar una soluciòn , para no tener que escribir sobre muertes injustas, para no ser la proxima vìctima o victimario, para que no gane la violencia

. Hoy no quiero hablar desde lo legal, porque estoy con ganas de llegar a uds de otra forma, estoy con ganas de llegar más allá.

Me conformaría que uno de uds empatice conmigo y ponga manos a la obra para cambiar las cosas

 . El caso de la muerte de la hija de una querida amiga, acaecida por un accidente de tránsito ( Mariana quien murió a consecuencia de peligrosa maniobra y escape desaprensivo y cobarde del colectivero de la linea 118 ) me hizo ver un común denominador, LA FALTA DE INTERES DE UNO POR EL OTRO.

. En el caso Angeles Rawson, la falta total de testigos de un hecho aberrante como la golpiza que recibio la nena, y nadie escucho nada, luego el traslado en una bolsa de residuos y nadie viò nada, y asì podría sumar los casos de femicidio donde la desidia de las autoridades haciendo oìdos sordos ante las denuncias, genera el aumento de la estadistica más atroz

Esta falta de compromiso social, este marcado individualismo es el peor de los sintomas de la sociedad en que vivimos. Es el sintoma previo a no ser parte de nada, es el sìntoma o caldo de cultivo para que se instalen ideas foràneas, odios ajenos, y que nos encerremos en nosotros mismos y en nuestras casas, la casa del egoìsmo

. Se puede vivir tranquilo, escuchando los golpes que el vecino le propina a su mujer y no hacer nada?

. Se puede vivir tranquilo viendo como es abandonada una anciana en su casa por dias eternos sin atención?

. Se puede vivir tranquilo sin mirar a los ojos a un niño que limpia vidrios en una esquina?

. Se puede vivir tranquilo cruzando la calle cuando dos jovenes aspiran paco?

. Se puede vivir sin sentir el dolor y el amor del entorno?

La respuesta es ‘SI’, y a los hechos me remito

…  Que pena tan grande me produce este individualismo marcado, cuantas veces caigo en ese “mi mundo”

Mientras escribo viene a mi cabeza aquel capìtulo tan tierno como profundo, del libro El Principito de Saint Exupery, cuando se topa con el zorro que le pide “domesticame por favor” Y el autor nos describe en boca del zorro, como se vive sin amor, sin ver al otro, sin tiempo, solo en el afàn de tener màs gallinas …
El zorro le pedìa al Principito ni màs ni menos que atenciòn, estrechar lazos, fortalecer el vìnculo, generar ese milagro que se llama amistad, amor, compromiso, lealtad

Yo propongo desde esta humilde nota, cargada hoy de emotividad debido a la Navidad y al momento que vivimos en el País, donde parecemos ser los unos y los otros, donde pesa màs el valor del dòlar que la alegrìa de tener proyectos en comùn, que nos empecemos a “domesticar” , que nos detengamos frente al projimo y tendamos nuestra mano  

Tal vez así, aparezcan los testigos que ven movimientos extraños, una mujer golpeada sea salvada de morir, un conductor asesino se entregue a la justicia, un niño deje la calle, y la violencia verbal, fisica y polìtica empiecen a perder la batalla

Les va a sonar cursi, pero les hablo de amor, de atenciones, de dejar de vernos a nosotros mismos, de despojarnos de barreras y excusas para involucrarnos con el otro, a quien seguramente nunca observamos y nos necesita

Mi deseo es “domestiquemonos por favor”

DRA VALERIA CARRERAS

 

Facebook

Comentarios

Comentarios en Facebook

Tags: