• Martes 27 de Junio de 2017

LA BENDICION FUERA DE PROTOCOLO FUE PARA CESAR, CON UNA DISCAPACIDAD QUE TIENE HACE 48 AÑOS

Cesare Cicconi es el hombre  que recibió un beso en la frente del Papa Francisco cuando realizaba la recorrida por la Plaza de San Pedro en el papa-móvil. El hombre tiene 50 años y cuando tenía ocho meses, los médicos le detectaron una esclerosis lateral amiotrófica, una patología que le dejó su cuerpo paralizado por completo, con excepción de una mano que mueve con la ayuda de un mecanismo que lo asiste.  Cicconi reveló a los medios italianos: “Me dio un beso en la frente y dijo: ‘Ora por mí””, además manifestó “Soy católico practicante y miembro de Unitalsi (Unión Nacional Italiana para el Transporte de Enfermos a Lourdes y a los Santuarios Internacionales)”. El hombre es cuidado por su hermana de 43 años, y por sus amigos, quienes lo llevaron hasta la Plaza donde recibió el afectuoso saludo de Francisco. “Soñaba con volar, pero que una persona en camilla tome un avión no es tan simple”, relató Cesare y recordó feliz “En septiembre de 2010, amigos de Unitalsi y una aerolínea consiguieron que asistiera a la peregrinación nacional de Lourdes”.

 

0000988582

 

Facebook

Comentarios

Comentarios en Facebook