• Martes 27 de Junio de 2017

Otra vez la justicia dijo “no” al COFYBCF

Por Marcelo Peretta MN 12000

La sentencia del 15 de mayo 2017 del Juzgado laboral 15 confirmó otra vez mi inocencia en la causa inventada entre una empleada del Colegio y algunos ex y actuales directivos

Ya el 21 de diciembre 2012 el juzgado penal 16 había confirmadado mi sobreseimiento definitivo; pero, a pesar de ello, mucho daño siguieron causándome José Oyhamburu, Marcelo Squassini, Adolfo Smith, Mónica Repetto, Silvana Nota, Javier Valverde y Claudio Ucchino, conformando una asociación ilícita.

Devolverán estos señores los 3,5 millones de pesos que costó al Colegio este abuso?, Al menos tendrán la dignidad de realizarme un desagravio público? que ya fue solicitado en 2012 por cientos de colegiados.

Hechos
El 18 de junio 2010 (hace 7 años) fui ilegalmente destituido del cargo de Secretario del Consejo General al que accedí por el voto de los colegiados. Terminaron de golpe (y por un golpe) con mi carrera en el Colegio; me sometieron a escarnio y humillación, me quitaron puestos de trabajo y cargos académicos, me persiguieron políticamente, asustaron a mi esposa y pequeños hijos que debieron soportar mi denigración y calumniación.

Por su puesto que jamás me rendí, menos frente a mentirosos amateurs que tuvieron su lección, como más adelante detallaré.
Pero los colegiados no podemos pasar por alto que el Estatuto del Colegio (ley 16478/64) fue quebrantado y retorcido por un grupo de tramposos.

Primero porque me hicieron una falsa denuncia penal para apartarme de las elecciones (no pudieron soportar que haya ganado todos los comicios entre 2000 y 2010) y la justicia dijo que no hubo delito, que tal Acoso fue inexistente porque ese día ni siquiera estuve presente en el Colegio.

Segundo porque en forma grosera y vil, me incluyeron como tercero demandado en el juicio laboral que la empleada hizo al empleador, que era el Colegio, no yo; pero, no conformes con haberme destituido ilegalmente, el nuevo e ilegítimo presidente, Claudio Ucchino, quizo lavar su fracasada gestión, publicando mentiras sobre mí, obligándome a contratar abogados para defenderme en un juicio que no era contra mí, apropiándose simultáneamente de 3,5 millones de pesos de los colegiados creando un “fondo para juicios” por si se perdía. La maniobra la hizo en la Asamblea 2012, con su amigo (o ex) Luis Antún, a través de su hija abogada Verónica Antún del estudio Ottaviano Ramírez Bullón & Asociados.

Pero la sentencia definitiva 14461/12 acompañada prueba que hubo desfalco al Colegio, ya que tal ocopio resultó innecesario, y que por tanto, los golpistas deben devolver ese dinero y asumir su responsabilidad.
Culpables

Como además de la justica divina también existe la terrenal, los culpables ya tuvieron su primer castigo:
José Oyhamburu preside el Colegio con 70% del voto bioquímico en contra, fue expulsado de la Confederación Bioquímica CUBRA, y deja el sillón a otro que no fue electo, en momentos que la bioquímica atraviesa su mayor pérdida de incumbencias y cierre de laboratorios.

Marcelo Squassini se quedó afuera del Cofybcf; perdió las elecciones que conmigo siempre había ganado y un cáncer oftalmológico le recuerda cada día el daño que hizo a su compañero.

Adolfo Smith es persona no grata entre sus propios, por haber timoneado el fracaso electoral de 2010, tras 10 años de truinfos ininterrumpidos de la Lista Verde y Blanca (fue el que convenció a la empleada de perpetrar la falsa denuncia).
Mónica Repetto, hoy a cargo de una Sección Bioquímica devaluada, solo le queda aprovecharse de su cargo para atender Pami e impedirle al resto de los colegiados acceder al beneficio.

Silvana Nota, en su inadvertido paso por la dirigencia, solo pudo conchabar a su esposo Ernesto Mario Carino Hasperue como auditor del Balance del Colegio y como supuesto realizador de obras y refacciones inventadas, para tapar la asociación ilícita conducida por la abogada Verónica, hija de Luis Antún.

Javier Valverde “descansa en paz”, seguramente sumergido en su alcoholismo y en sus condenas penales, ya dejó de ser parte del sector. Una frase lo describe: “dale poder a un mediocre y conocerás a un miserable.”

Y Claudio Ucchino, aunque se esfuerza por imitarme, solo ha logrado una eficiente tarea de demolición: dejar al colegio fuera de la Confederación Farmacéutica, perder la vigencia de la ley de venta exclusiva de medicamentos en farmacia, proscribir a la oposición, y entregar al Farmacéutico a Adef y al Bioquímico a Sanidad, entre otros “logros”.

Por todo esto serán los colegiados perjudicados quienes tendrán la última palabra.
Yo contianuaré mi construcción: Universidad con plan de estudios clínicos, Sindicato de profesionales, Mutual y Obra social específicas.

Consulte a su médico o farmacéutico en los medicamentos, y otras obras que quedarán.

Agradecimiento
A Mariel Alejandra por su amor.
A Mariana Funes, María Teresa Manzolido, Gustavo Fortino, Daniel Calvo, Cristina García y María José Beretta por atreverse a decir la verdad.
Al personal del Colegio por saber dierenciar.

Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos (SAFYB)
Personería Gremial N°1784
Agüero 1595 | 1425 | Buenos Aires
Tel / Fax (011) 5355-1410
www.safyb.org.ar
https://www.facebook.com/safybArgentina/

Facebook

Comentarios

Comentarios en Facebook