Viernes 24 de Mayo de 2024

«ME LO VAN A TENER QUE PROBAR», DIJO VINADER. ARACELI NO APARECE. HOY DECLARA

Publicado: 10-10-2013

226382

«Me lo van a tener que probar», les dijo a los policías Walter Vinader, el ex comando de la Prefectura Naval (PNA) sospechado por la desaparición de Araceli Ramos, al resultar detenido, mientras que se investiga si también tiene responsabilidad en la ausencia de la madre de un amigo, dueña de la casa de la localidad bonaerense de Caseros a la que había sido convocada la chica para una entrevista laboral

Vinader , ex cabo primero del Grupo Albatros de la PNA solicitó ayer al mediodía a través de un abogado una prórroga de 24 horas para ser indagado por el fiscal Enrique Velazco Cerviño, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 del San Martín.

 El fiscal indagará a Vinader no sólo por la desaparición de Araceli (19), sino también por la de Aída Amoroso (86), quien fue vista por última vez a mediados de septiembre y que era la madre de un amigo suyo fallecido, el fiscal le imputó al acusado el inciso 5o.del artículo 142 bis del Código Penal, es decir por el delito de «privación ilegítima de la libertad calificada» por tratarse de un ex miembro de una fuerza de seguridad, el cual prevé penas de 10 a 25 años de cárcel. El detenido fue sometido en las últimas horas a una revisión médica en la que se detectaron algunas escoriaciones en los brazos que podrían ser compatibles con rasguños

El detenido fue dado de baja de la PNA en 2006, luego de que tres años antes había denunciado a pares por presunta connivencia con la prostitución en el Puerto de Buenos Aires y de haber falsificado la firma de un compañero para sacar un crédito,  además, Vinader tenía otras causas por estafas, en una de las cuales había estado detenido.