Jueves 25 de Abril de 2024

«Miles de argentinos salieron a expresarse en paz, armonia y en forma genuina»

Publicado: 03-04-2017

El presidente Mauricio Macri encabezó esta mañana, en el Salón Blanco de la Casa Rosada, el acto de firma del Acuerdo Federal para la Construcción, que permitirá atender la demanda habitacional de más de 100.000 familias y generará una importante creación de empleo en el sector.

Macri aprovechó el acto para referirse a la movilización del último sábado, llamado #1A: «Todavía estoy emocionado con lo que vivimos el día sábado» y destacó la consigna de «expresarse en paz y sin ninguna estructura organizativa».

Señaló que a los manifestantes «los impulsaba la energía que sale del corazón, cuando sabés que defendés algo en lo que creés, empezando por la democracia, que queremos vivir con la verdad sobre la mesa. A mí me llenó de orgullo como presidente ver que estamos ahí, convencidos.»

«No queremos líderes mesiánicos que tienen todas las respuestas. No tenemos que pensar todos igual» y pidió «sentarnos en una mesa y construir consenso».

«Hubo un cartel que decía voté a Macri porque no quiero más mafias. No podemos aceptar más comportamientos mafiosos en la Argentina. Están en los sindicatos, en la política, están en las empresas, la Justicia y por suerte, son minoría», expresó el Presidente.

«Que nadie se crea el dueño del país y del futuro, poniendo palos en la rueda. Con más convicción que nunca les vamos a sacar el futuro a esos mafiosos a los que les ha ido bien con este modelo que acumula pobreza», detalló Macri.

Y luego, enfrentó a los gremios: «Respeto la decisión de parar pero no la entiendo y no ayuda en nada a los trabajadores», dijo delante de los dirigentes Gerardo Martínez y José Luis Lingeri, entre otros.

En el anuncio de este acuerdo de la construcción, los bancos públicos y privados facilitarán y ampliarán el acceso a los créditos hipotecarios para la construcción y compra de viviendas de los sectores de ingresos medios de la población.

Mientras que, el sector privado se compromete a dar un fuerte impulso a la construcción de viviendas para sectores de ingresos medios y a reducir los precios de venta de los inmuebles, comprometiendo 100.000 viviendas en el primer año de vigencia del acuerdo, con una inversión de $150.000 millones y la incorporación de 100.000 trabajadores.