Martes 27 de Febrero de 2024

Facturas truchas: Amado Boudou sumó un nuevo procesamiento y seguirá preso

Publicado: 22-12-2017

El juez Ariel Lijo procesó a Amado Boudou por defraudación a la administración pública por la “presentación de declaraciones juradas con datos falsos y comprobantes de pago apócrifos”, en la rendición de viajes cuando era ministro de Economía. También fueron procesados su ex jefe de Gabinete, Guido Forcieri, y su ex secretario privado, Héctor “Cachi” Romano.

Para la Justicia quedó corroborado que hubo documentación falsa al momento de rendir facturas vinculadas a los viáticos de una serie de viajes al exterior realizados cuando Boudou estaba frente al Palacio de Hacienda, por más de 15.000 euros.

De esta manera, el ex vice de Cristina Fernández sumó su cuarto procesamiento en la justicia federal, mientras se encuentra preso desde el 3 de noviembre acusado de asociación ilícita y lavado de dinero en el marco de la causa por enriquecimiento ilícito. Durante la investigación, el juez Lijo envió exhortos al exterior para entrecruzar la información de costos de hotelería y corroborar las cifras rendidas por Boudou, Romano y Forcieri.

Así, concluyó que con las maniobras investigadas, “se ?buscó obtener un beneficio económico directo mediante la defraudación efectuada en perjuicio de la administración pública”, consideró el magistrado al momento de procesar al ex vice que al ser indagado señaló que él no manejó nada y que «nunca se ocupó de las “cuestiones operativas” de las rendiciones de “viajes al exterior”. “En esos viajes que son muy tensionantes” el tiempo es muy reducido “y hay que tratar muchos temas”. se excusó.

En la causa se detectó que hubo datos falsos en las declaraciones juradas de rendición de gastos de dos expedientes del Ministerio de Economía correspondientes a 2011. “A sabiendas de la falsedad de los montos por gastos eventuales consignados, los cuales justificaron con comprobantes falsificados”, señaló Lijo cuando llamó a indagatoria al ex vicepresidente.

Uno de los viajes investigados tenía como destino a París, entre el 17 y 21 de febrero de 2011. Según corroboró el juzgado, hay facturas con gastos por encima de los costos, y también la rendición con “comprobantes apócrifos”. Por un lado, se falsificaron dos facturas del hotel “Bel-Ami” por 9.395 y 6.943,23 euros. Ante la consulta del juzgado, el hotel informó que tanto el número de las factura como el huésped (“Ministerio de Economía argentino”) y las fechas de estadía “no concordaban con la información registrada en el hotel”.

La causa incluye los viáticos asignados a la comisión que realizó Forcieri en París el 15 y 28 de febrero de 2011. La rendición de viáticos presentada junto con Romano tenía un comprobante del Bel-Ami por más de 6.400 euros, pero el hotel desconoció esa factura. Sin embargo, informó sobre otras fechas en las que Forcieri se alojó en el lugar “que no condicen con lo declarado” ya que el monto era por 883 euros. Lijo consideró que tanto Forcieri como Romano conservaron el dinero asignado: 6.439,23 euros “que debían restituir”.

Otro de los gastos apócrifos fue la factura emitida a favor del intérprete Eduardo E. Kannemann, por 3.300 euros, todo en el marco de la rendición de gastos de los expedientes investigados. Consultado por el juzgado, Kannemann admitió haber realizado la tarea consignada pero por una cifra inferior: 1.500 euros.

F: Clarín – Pérfil

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com