Sábado 20 de Julio de 2024

CRIMEN DE ANGELES: FOTOS INCORPORADAS AL EXPEDIENTE. EL RELATO ESCALOFRIANTE DEL TAXISTA

Publicado: 02-07-2013

M

El relato del Dr Roberto Carsola Yalet, abogado de un taxista que se presentó declarar espontáneamente como testigo y que dejó en una situación más que comprometida a Jorge Mangeri, es escalofriante.

Allí da cuenta de que el portero le pidió ayuda para transportar unas bolsas de residuos al predio del Ceamse de Colegiales, y que contenían nada menos que el cuerpo de la víctima.

«Todo el relato no sólo no tiene fisuras sino que está circunstanciado en tiempo y espacio. Declaró seis horas ante el fiscal. Yo soy el abogado de la familia. (El taxista) Me dice ‘tengo algo para contar, pero tengo miedo, porque mi patrón me pide que espere, que hable con un abogado’. Me hizo la consulta hace 48 horas», contó.

 Fragmentos del testimonio del abogado:

• «Mangeri entró al Ceamse con una bolsa en un taxi. Mi cliente conducía un taxi con Mangeri en la parte de atrás, en el margen entre las 2 y las 3 de la mañana. Él informa que venía de la mano izquierda, por Ravignani, y Mangeri sale detrás de los autos, le pide que frene y después que vaya al hall, que tenía que bajar un par de bolsas; un par son dos, literalmente».

• «Este muchacho es de contextura pequeña, además tenía problemas de cintura, y cuando Mangeri le dijo ‘¿me das una mano?’, él no pudo y llevó la bolsa más liviana al baúl del auto, previo una pequeña discusión con Mangeri, porque (el taxista) le preguntaba si podía llegar a ensuciar, a lo cual Mangeri decía ‘esto no ensucia, esto no ensucia’. Esto ya está en la causa».

• «Una vez en el auto, van al playón de Ceamse de Colegiales. Entrando al galpón, abre el baúl, con descontento de algunas personas del Ceamse que no encontraban razones para que haya un taxi en esa zona. Le piden los datos al taxista, Mangeri interrumpe y pregunta ‘¿esto es necesario?’. Bajaron las bolsas y Mangeri acompañó hasta el depósito».

• «Mangeri le dijo (al taxista) que llevaba un perro. Cuando suben (la bolsa) al baúl, ayudan dos transeúntes que circunstancialmente pasaban por el lugar. Pero cuando la bajan, que el esfuerzo lo hace Mangeri, la bolsa tenía un movimiento. Este movimiento cesó por obra de Mangeri, agarrando una especie de maza que usan para achatar la basura. Pidió algo para tratar de calmar al perro que había adentro».

• «El taxista comenta que cuando Mangeri agarra este objeto contundente, intenta darle golpes dentro del auto (en la parte del baúl), a lo cual el testigo dice ‘me vas a romper el auto'».