Martes 04 de Octubre de 2022

CAUSA COPPOLA: TARANTINI ERA «BUCHON» DE LA FEDERAL , RUGGERI ME DIJO «VAS PRESO»

Publicado: 13-04-2013

La vida de Guillermo Cóppola en doce capítulos. La historia del jarron

Samantha recordo cómo se conocieron: «Creo que nos conocimos en ‘El Cielo’, iba cuando tenía 16 o 17», comentó Farjat, mientras que Cóppola agregó: «A Samantha la conocí años antes, era un pimpollito, después fue floreciendo y llegó a hoy, una Samantha diferente. Una chica a esa edad se divierte».

«Por culpa del jarrón mucha gente terminó en cana, un juez que dejó de ser juez y fue juzgado por sus pares. Lo que pasó, pasó, porque fue triste y angustiante, la cárcel, la celda… De hecho, había un expediente, y gente del juzgado que distribuía las escuchas», comentó el exrepresentante de Maradona. 

Farjat explicó: «Yo nunca involucré a nadie, era un tema de escuchas, que los medios sacaban conclusiones. Las escuchas eran reales, calculo que la mayoría, aunque con el paso de los años se supo que hubo tantas cosas truchas… Yo no salí a apuntar a nadie. Hubo gente que no tenía absolutamente nada que ver pero se vio involucrado en escuchas con diálogos amenos, cotidianos, sin implicancia».  Samantha recordó: «Yo era una chica que salía y de repente me involucraron en un lío bárbaro. Todo empezó cuando cae preso Yayo. A mí me dijeron que primero caía preso el ‘Conejo’ (Tarantini), y se manejaba que él daba cierta información a la policía bonaerense y a la federal. Según parece, el ‘Conejo’dio cierta información de Yayo, y luego cayó preso Cóppola. Era una situación muy rara». 

El juez Bernasconi, armó la causa: «Todos sabían que me querían ‘embocar’, menos yo. De hecho Ruggeri, que estaba afuera de nuestro círculo, era un profesional ejemplar, y me dijo ‘vas preso’. Un tipo mínimamente inteligente no hace el expediente que hizo este tipo (Bernasconi). Tenía un secretario cómplice y a la policía cómplice. Este hombre armó una asociación ilícita con un tal Claudio Cóppola, se ve que él quería detener a un Cóppola. También detuvieron a un cuñado de Diego, el «Morsa» Espósito, que no tenía nada que ver, y además no se conocían entre ellos, se encontraron en la cárcel. Éramos solamente consumidores. Además aparecía droga en lugares insólitos, de hecho involucraba a gente que no consumía». «Era un juez que estaba muy hambriento de fama, quería aparecer en los medios. Él me dijo que iba a ser ministro de Justicia, que lo ponía Duhalde, y los policías iban a tener un cargo más alto, todos iban a ascender. Aunque él quiso armar una historia de una banda de narcotraficantes, no había nada», agregó Samantha

 

 

0001045874