Viernes 14 de Junio de 2024

CRIMEN DE ANGELES: SERGIO OPATOSWKI MANIFESTO «LA CAUSA NO ESTA APUNTANDO A MI…»

Publicado: 20-07-2013

Sin título

Sergio Opatowski, dijo que la familia prefirió el silencio antes que «enojarse con Jorge Mangeri». Además recordó que, en un principio, todos los cañones apuntaban a él, aunque ahora, aseguró: «La causa no está apuntando a mí ni a la familia».
“Escuchar que nuestro portero estaba implicado nos dio un escalofrío enorme”, admitió el hombre, quien reconoció que es “una situación muy compleja”. Insistió en que fue algo “impensado”, ya que conocían al hombre desde hacía 11 años.
«Preferimos el silencio antes que enojarnos con Jorge (Mangeri)», afirmó, e indicó: «Traté de mantener un poco más el silencio y de mantenerme calmado. Es muy doloroso. Estamos muy golpeados con esto, tratando de llevarlo».
Asimismo, el padrastro de Ángeles dio a entender que hubo un intento de violación por parte del asesino antes de matarla y afirmó que se sintieron «aliviados» de que la joven no permitió que abusara de ella.
«Defendió su pureza y su virginidad con uñas y dientes», sostuvo Opatowski. «Nos dio paz saber que no la violaron. No sé dejó violar. Cuando me enteré que no fue violada, me quedé con la boca abierta», resaltó.
«Tengo amigos que me llamaban y me decían que iba a ser detenido. ‘Me estás desayunando con esta información’, les respondía», dijo Opatowski. «Se dijeron muchas cosas feas de mí», agregó, y señaló: «Sentí que perdía mi vida, salí a hablar porque sentí que perdía la vida, el sentido, la ubicación».
«Podemos soportar muchos embates, pero hay cosas que cuando unos las escucha y no son verdades son muy duras. La causa no está apuntando a mí ni a la familia. Se dijeron muchas cosas de la familia que no ayudaron en nada», sostuvo.
También consideró que «el caso está bien llevado» por la Justicia y los investigadores.
Al momento de recordar a Ángeles, Opatowski contó que la chica «era muy compinche de su madre» y que entre las dos «se prestaban la ropa».