Jueves 25 de Abril de 2024

La Justicia Federal desaprobó los balances de campaña de los partidos que compitieron en 2015

Publicado: 21-07-2017

La jueza federal, con competencia electoral, María Servini desaprobó los gastos de las campañas presidenciales de 2015 de Cambiemos, el Frente Para la Victoria (FPV), Unidos por una Nueva Argentina (UNA) y Compromiso Federal, por irregularidades en sus balances. Por ese motivo, la magistrada dispuso la suspensión de los aportes del Estado destinados a esos partidos.

Sin embargo, la decisión no afectará el financiamiento público de las elecciones legislativas de este año, en agosto y octubre. La resolución de Servini se produjo luego de que recibiera el descargo realizado por los partidos políticos que integraron las cuatro alianzas (la primera, liderada por Mauricio Macri, Ernesto Sanz y Elisa Carrió; la segunda, por Daniel Scioli; la tercera por Sergio Massa y la cuarta, por Adolfo Rodríguez Saá) a las irregularidades detectadas por la auditoría de la Cámara Nacional Electoral.

En el relevamiento, la Justicia detectó inconsistencias en los informes de gastos sobre las campañas de 2015 que presentaron todos los partidos. Las incongruencias que trascendieron van desde aportes de empresas, no permitidos por la ley, hasta publicidad no declarada y aportantes «truchos».

En su fallo, Servini cuestionó la ley de financiamiento de los partidos políticos. El fallo podrá ser apelado por los apoderados de cada espacio ante la Cámara Nacional Electoral, por lo la suspensión de aportes no afectaría a las elecciones de este año ya que, para que la decisión quede firme, el expediente deberá ser revisado y analizado en segunda instancia.

Por otro lado, la medida afecta a las alianzas nacionales, que son las que participaron de la elección presidencial de 2015. La de este año es distrital ya que se eligen diputados y senadores de cada provincia y, en varios casos, no llevan los mismos sellos políticos.

El fiscal federal Jorge Di Lello, con competencia electoral, dictaminó en el mismo sentido que Servini, para que se anulen los aportes de campaña provenientes del Estado a los partidos en falta, hasta que no subsanen la incongruencias en el financiamiento. «Por ello, entiendo que no se ha podido demostrar en forma clara y precisa el origen y destino de los fondos recibidos», indicó Di Lello en su dictamen.