Lunes 22 de Abril de 2024

NEUQUEN: PARA EL JUEZ LA MUERTE DEL NIÑO FUE UN ACCIDENTE. TODOS LOS TESTIMONIOS

Publicado: 07-08-2013

s_100111_400_sospecha1R

El juez que investiga la muerte de un niño discapacitado ocurrida en febrero cuando la camioneta en la que viajaba junto a su madre cayó a un lago en la ciudad neuquina de San Martín de los Andes, consideró hoy que se trató de un accidente. La decisión fue adoptada por el juez de Junín de los Andes, Jorge Criado, al rechazar el pedido del fiscal Manuel González para que se indague a la madre, Ana Gontek , por el delito del «homicidio calificado» de su hijo Bruno

En su resolución de 19 fojas, el magistrado valoró los testimonios de distintas personas que se refirieron a la relación entre la mujer y su hijo, entre ellas, la de la pediatra que asistía habitualmente al niño.

«(…) siempre observé una excelente calidad de cuidado hacia este niño que era sumamente complejo en su funcionamiento por parte de los dos, tanto el padre como la madre. La madre era la que más dedicaba estaba y de tiempo completo asistiendo a los controles permanentemente», sostuvo la testigo, que describió a Gontek como una madre «cariñosa» y «alegre».

Para el juez Criado «pieza por demás relevante» resulta la declaración de Roberto Puglisi, padre de Bruno, quien dijo que su hijo sufría problemas motrices por su discapacidad, por lo que requería tratamientos especiales.

«(…) y mi mujer, que en eso me tengo que sacar el sombrero (…) se la pasaba todos los días masajeándole y alongándole el músculo la pantorrilla y el isquiotibial que se le estaba atrofiando y ella todos los santos días lo masajeaba», declaró.

«Es sorprendente la paciencia de esa mujer, nunca le gritó, nunca se enojó, B. durante cuatro años durmió dos horas, yo me iba a otra habitación, y ella se quedaba con él abrazándolo. … Lo único que puedo decir es la madraza que es A.G., la paciencia que A.G. le tuvo a B. es increíble», relató.

Luego, el juez citó la declaración del padrino de Bruno, quien también se refirió a Gontek: «Se desempeñaba como una madre excepcional, con una visión optimista sobre un caso complejo. Era una madre siempre presente, yo a R.P. le decía te sacaste la lotería porque te ganaste una mujer excepcional».

El magistrado valoró también los dichos de la kinesióloga de Bruno, quien sostuvo que los padres del niño estaban «comprometidos» con el tratamiento y de la psicóloga de Gontek que rescató «la preocupación» de la mujer por «ayudar a su hijo siempre».

En similar sentido se expresó la maestra del niño que declaró que la mujer estaba «todo el tiempo buscando el bienestar del nene».

Mientras que en otro tramo del fallo, Criado se refirió al informe accidentológico que adjudicó el origen del hecho «a una falla humana, describiendo en forma más que detallada la mecánica del accidente no describiendo intencionalidades ni mecanismos que pudieran vislumbrar algún actuar doloso».

El hecho ocurrió la noche del 4 de febrero, cuando la mujer conducía una Toyota Rav por la ruta 40 desde San Martín de los Andes hacía Lago Hermoso junto a su hijo discapacitado que iba en el asiento trasero con el cinturón de seguridad abrochado.

Al pasar por una curva junto al Lago Machónico, a unos 30 kilómetros de San Martín de los Andes, la camioneta se desbarrancó y cayó al agua con el niño en su interior, mientras que la mujer logró salir antes del vehículo.

Gontek sostuvo que se trató de un accidente debido a una mala maniobra que debió realizar a raíz de que otro vehículo que se le cruzó en el camino, mientras que el fiscal cree que actuó con «la clara intención de matar a su hijo», para los cual colocó «en neutro la caja automática de cambios» de la camioneta, la dejó encendida y «sin accionar el freno de mano».