Martes 23 de Julio de 2024

PORTERO ASESINO: DETIENEN A PROFUGO DE ASESINAR A UNA JOVEN. SE ALLANO EL EDIFICIO. PLANEABA EL ASESINATO DE OTRO VECINO

Publicado: 12-07-2013

 
0003466107

El encargado de un edificio del barrio porteño de Floresta que estaba prófugo tras haber sido condenado a 13 años de prisión por el crimen de una joven que residía en el inmueble y cuyo cadáver nunca se encontró desde 2007, fue detenido hoy cuando regresó a su departamento a buscar ropa.

Se trata de Alfredo Daniel Buassi, quien fue hallado por efectivos de la División Homicidios de la Policía Federal escondido debajo de una cama de su departamento del 10 «F» del edificio de Bacacay 3862, en el barrio de Floresta.

Buassi tenía una orden de captura de mayo último, cuando la sala IV de la Cámara de Casación Penal de esta Capital Federal le atribuyó el «homicidio simple» de Máxima Ramona Escobar Martínez de 19 años, de nacionalidad paraguaya, cuyo cadáver nunca apareció y se sospecha que fue arrojado por el asesino a la basura.

Los investigadores aseguraron que la detención fue realizada por personal de la División Homicidios, en colaboración con efectivos de la comisaría 43a., quienes montaban guardia encubierta en el lugar a la espera que el hombre regresara a su domicilio.

«Había escuchas telefónicas que indicaban que Buassi planeaba regresar al edificio a buscar algunas cosas», dijoun jefe  policial.
Cuando se determinó que el hombre había regresado al edificio, la justicia ordenó un allanamiento en el departamento y se lo encontró escondido debajo de la cama.

Si bien en el 2009 Buassi había sido absuelto en un juicio oral a cargo del Tribunal en lo criminal 30 porteño porque a criterio de los jueces no había sido probada la muerte de la joven, un fallo de la Cámara de Casación revocó esa absolución y ordenó que se lo condene a 13 años de cárcel.
En el mismo fallo, la Cámara ordenó la captura de Buassi, quien tras la absolución de 2009 había sido liberado, aunque el encargado hasta hoy permanecía prófugo, precisaron voceros judiciales y policiales.

El hecho comenzó a investigarse el 24 de noviembre de 2007, cuando en la comisaría 43ra. recibieron el llamado de la madre de Buassi que aseguró que su hijo había matado a una chica.
La mujer precisó que, luego de matar a la joven, su hijo la descuartizó en la terraza del edificio de la calle Bacacay 3862 y colocó en cajas y bolsas las partes desmembradas del cadáver.

Tras esa denuncia, los pesquisas determinaron que se encontraba desaparecida Máxima, quien alquilaba un departamento en el quinto piso de ese inmueble junto a tres amigas.

Según los testimonios, Máxima había salido a almorzar con una amiga y luego no se supo más nada de ella.
Dos días después de la denuncia de su madre, Buassi fue detenido por la Policía y se negó a declarar ante la jueza de la causa, María Fontbona de Pombo.

La sospecha de los investigadores es que el cuerpo de la chica fue desmembrado y arrojado en bolsas de consorcio a la basura, como ocurrió en el caso de la adolescente Angeles Rawson.

En las ultimas horas un mail anónimo llegado a un juzgado porteño que posibilitó la detención de Alfredo Daniel Buassi, el cual decía que el portero había regresado al edificio de Bacacay 3862 porque planeaba «matar» a otro vecino «para robarle la herencia que va a cobrar», para lo cual lo estaban filmando y revisando su correspondencia.