Martes 28 de Mayo de 2024

‘A Priscila le pegaba porque no le decía mamá…’, dijo el papá. Los imputados no declararon

Publicado: 10-01-2014

untitled

Juan, el padre de Priscila Lafuente, dio nuevos detalles de la relación de su ex pareja con su hija, que fue asesinada el Miércoles.

El hombre afirmó que la menor, de 7 años, era maltratada por su madre biológica «porque no le decía ‘mamá'». «La mamá para ella era mi señora, que la crió, le cambió los pañales, le dio de alimentar y se calentó en hacerle toda la vacunación y darle los estudios», agregó.

«Yo soy la mamá del corazón de Priscila. Siempre la cuidé, le di todo lo que tuve a mi alcance y lo que pude», coincidió la mujer, visiblemente emocionada, al interrumpir el relato de su marido a la prensa.

El hombre contó que a su hija la criaron desde que tiene «un año y meses». «Con la madre (biológica) nunca tuvo contacto, la vio una o dos veces», sentenció.

Pero de acuerdo a su testimonio, la mujer había reaparecido en su vida. «Le dije que si quería ver a la nena, que se quede un rato en mi casa con ella y la hermana. Pero un día la dejé a ella y su hermana y le endulzaron la cabeza diciéndole que vaya con ella (la madre) a conocer a sus hermanitos», recordó.

Finalmente, Priscila fue hallada sin vida en un arroyo de Berazategui, parcialmente incinerada y envuelta en una bolsa. La autopsia arrojó que murió a golpes y que luego intentaron quemar su cuerpo en una parrilla.

La madre biológica de Priscila y su pareja, el ex policía federal Pablo Verón Bisconti, están detenidos, acusados de ser coautores del delito de «homicidio calificado».

Aparentemente el ex uniformado se habría quebrado en sede policial. Dijo que la niña murió a raíz de una golpiza que le propinó la madre y que él sólo colaboró al intentar hacer desaparecer la evidencia. Luego una  cinta muestra el momento en que ambos caminan con un carrito de bebé cerca del arroyo. Creen que así se deshicieron del cuerpo.

El Miércoles se negaron a declarar al ser indagados por el fiscal que subrogaba el caso en ese entonces, Carlos Riera.

Hoy fueron trasladados desde la DDI de Quilmes a la Fiscalía Descentralizada de Berazategui (foto), en donde iban a volver a presentarse por pedido de su defensor oficial. Pero a último momento cambiaron de estrategia y nuevamente rechazaron testificar.