Sábado 13 de Abril de 2024

DIJO DR. PIERRI «ESTOY SEGURO QUE LE VAN A DAR LA PREVENTIVA A MANGERI». FALTAN IDENTIFICAR AUN DOS ADN. MAS PUNTOS OSCUROS

Publicado: 02-07-2013

 

0001162231

Miguel Ángel Pierri habló sobre la situación de su cliente, Jorge Mangeri y dijo que aunque no hay nada dicho oficialmente, él está seguro de que le van a dar «prisión preventiva» y pidió que le realizaran un análisis de ADN al círculo primario de Angeles 

«Para mi es necesario identificar todos los registros.  Hay tres registros en las uñas, el de Mangeri y un masculino y un femenino que hay que identificar, para eso se me ocurre recetar ADN del círculo familiar». 

«Fue una jornada muy larga, comenzamos con la declaración ante el juez, luego el magistrado dispuso medidas tendientes a revelar cuestiones geográficas en el edificio de Ravignani», dijo el abogado

«Se allanaron tres departamentos que estaban desocupados y cuyos propietarios pusieron las llaves a su disposición, se bajó al sótano, se hicieron pericias y luego se allanó la terraza y el sector de máquinas, donde trabajaba Mangeri, los resultados seguro se tengan hoy», agregó.

«Esta causa adolece de escenario de crimen, entonces el magistrado tiene que volcar en su resolución, que percepción técnica tiene de donde vivía la víctima y Mangeri». 

«Yo espero la preventiva para mi cliente, creo que va a pasar eso, no creo que sea otra la resolución».

 «Esta causa es una causa esclarecida policialmente, pero no judicialmente. Sabemos que hay dos estados de conocimiento, algunas causas para ustedes (los periodistas y la opinión pública) quedan esclarecidas porque la policía lleva actores y pruebas. Esta causa en el plano policial pareciera que está esclarecida, pero no es así en el plano judicial».

Aun quedan algunos puntos oscuros:

. Jorge Mangeri mantenía un extraño vínculo íntimo con un cartonero de la zona.  El ciruja entraba y salía con frecuencia del edificio de Ravignani junto con Mangeri, una conducta sexual dudosa, ambigua, fue el primer paso para sospechar de él

. No hubo secuestro, ni tormentos, ni apriete, cuando los investigadores creyeron que Mangeri estaba por desaparecer, lo interceptaron en la calle y le advirtieron que no se escapara, que ellos lo encontrarían igual fuera donde fuera.

. La madre, alias  «Jimena» Adúriz, despertó sospechas secundarias, un par de personas en su agenda telefónica que ella indicó eran «dos amigos íntimos», aun resuenan en los investigadores.  En mensajes de textos o e-mails hablaba en códigos, algo anormal salvo cuando el mensaje cifrado retrotrae a una situación ilegal.

.  Ángeles le contó a su padre biológico, Franklin Rawson, que el padrastro le hizo alguna vez un comentario indecente. Franklin quiso hacer la denuncia a la Justicia para prevenir alguna situación indeseada, pero Ángeles se negó a hacerlo, primero quería tener una charla con su madre y ponerla al tanto de esa propuesta fea