Miercoles 22 de Mayo de 2024

FUGA DEL PENAL DE EZEIZA: LOS PRONTUARIOS DE LOS PRUFUGOS

Publicado: 20-08-2013

Sin título

Luciano Javier Campo (35), casado, argentino y con domicilio en Capital Federal, fue detenido en 2001 junto a dos cómplices, y cumplía una condena por el robo a una sucursal del banco Itaú del barrio porteño de Flores, donde tomaron a más 60 personas como rehen. Por ese caso hubo un tiroteo y una mujer embarzada resultó herida.
Campo había sido condenado previamente en el año 1996, como coautor de un homicidio en ocasión de robo. Sin embargo, luego de pasar menos de tres años en la cárcel de Devoto el malviviente recuperó su libertad. En enero de 2000 fue arrestado nuevamente y procesado poco después por el robo de un auto y por tenencia de arma de guerra.

Duran (37) soltero y también argentino, fue apresado en marzo pasado acusado de ser el líder de una banda que en los últimos tres años robó al menos catorce bancos en la ciudad de Buenos Aires y que, antes de huir, dejaba una falsa granada de mano como método intimidatorio. Tiene domicilio en el partido bonaerense de La Matanza, y está detenido desde 1999 y condenado.

Thiago Ximenes (29) y Renato Dutra Pereira (27) son dos presos de origen brasileño, famosos por haber protagonizado varias fugas. Según las fuentes, tienen antecedentes por evación en las cárceles estaduales del sur de Brasil pero también de la alcaidía de Resistencia, en la provincia de Chaco, en abril de 2007.

Ambos son solteros y tienen domicilio en Foz de Iguazú. Ximenez fue detenido desde 2008, proveniente del penal de Resistencia, Chaco, de donde se había fugado en 2007, y condenado. En tanto que Dutra Pereira también está detenido desde 2008, luego de fugarse del penal de Chaco y procesado.

Los brasileños serían quienes habrían planificado la fuga que finalmente se concretó en las últimas horas. Las fuentes indicaron que en Chaco escaparon después de limar los barrotes. Meses después fueron recapturados en un fuerte tiroteo que dejó como saldo dos policías heridos. 

Claudio Ortiz (32), conocido como «Pájaro», estaba alojado en el penal de Ezeiza tras haber sido condenado por el asesinato de un interno en la cárcel de Mercedes, en un hecho ocurrido en 2001, y por el abuso de otro reo. Con domicicilio en el barrio Don Orione del partido bonaerense de Almirante Brown, estaba detenido desde 2012 y fue procesado.

Los voceros indicaron que otro de los fugados, Cristian David Espíndola Cristaldo, alias «Pichu», está acusado por el crimen de un periodista dirigente barrial, Adams Ledezma Valenzuela, asesinado en la madrugada del 4 de septiembre de 2010 en la villa 31 bis del barrio de Retiro, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, por lo que fue condenado a 18 años de prisión. Es de nacionalidad paraguaya y su estado civil es soltero. Tiene domicilio en la villa 31 bis de la Capital Federal, está detenido desde 2011.

Por su parte, Martín Alejandro Espiasse Pugh (35), es argentino, soltero, y nacido en la provincia de Chubut. También usó la identidad Matías Nicolás Lago González, detenido desde 1999 y proveniente de la Unidad Penal 9 Regional Sur. Fue apresado en 2007 en Mendoza y condenado por robo con armas aunque bajo su otro apellido. Luego descubrieron su verdadera identidad y que estaba prófugo por el crimen de dos policías cometido el mismo año en Chubut.

En el caso de Alberto Manuel Freijo (33), también de nacionalidad argentina, soltero y con domicilio en La Matanza, está detenido desde 2009 y procesado.

Otro de los evadidos es Leonardo Antonio Salto (31), argentino, soltero, con domicilios en la Capital Federal y los partidos bonaerenses de Avellaneda y Ezeiza, detenido desde 2006 y procesado.

En tanto que Marcos Ezequiel Sánchez (26) también argentino, soltero, con domicilio en el partido bonaerense de Lomas de Zamora, detenido desde 2011 y procesado.

Además está prófugo Mario Enrique Bañera (40), argentino, soltero, con domicilio en el partido bonaerense de Moreno, y que tambiñen se hacía llamar Mario Enrique Bagnera, detenido desde 2012 y procesado.

Los últimos dos presos fugados Jonathan Páez (23) y Luis Alberto López (28), son argentinos, ambos fueron detenidos el año pasado y están procesados. El primero de ellos tiene domicilio en La Matanza y el segundo lo tiene en Ciudadela.

Por estas horas, efectivos de diferentes fuerzas de seguridad federales y provinciales, están abocados a dar con el paradero de los fugados.