Sábado 20 de Julio de 2024

‘Hay jueces y fiscales que son violadores y torturadores», dijo Hebe Pastor de Bonafini

Publicado: 21-01-2014

untitled

Los jueces y fiscales que perdonan a asesinos, violadores y torturadores se perdonan un poco ellos mismos, porque hay jueces y fiscales que son violadores y torturadores.

La luchadora por los derechos humanos recibió a un grupo de padres del jardín de infantes Nº 922 de la localidad bonaerense de Tigre, quienes denunciaron que sus hijos fueron abusados por una docente en 2010. La maestra en cuestión, Viviana Alejandra Caliva, fue absuelta y liberada por la justicia en diciembre pasado.

‘Las Madres pedimos la prisión de la maestra comprometida con este hecho y la directora, que parece que también está complicada, el marido de la directora y todos los que sean necesarios poner en prisión, porque si no va a haber violadores libres que pueden atacar a uno de nosotros’, afirmó Hebe.

Caliva fue detenida en abril de 2011, acusada de abuso de una alumna a su cargo. La fiscalía pidió una condena de 15 años por delitos contra la integridad sexual, pero el Tribunal Oral Criminal 6 de San Isidro consideró que no había pruebas en su contra.

El gremio docente SUTEBA denunció entonces «irregularidades en el proceso de instrucción de la causa y el apoyo político que recibieron las denuncias en su contra». Además, consideraron que la causa demuestra «el estado de indefensión en el que se encuentra la docencia en general y en particular el nivel inicial».  «La infraestructura de los jardines y particularmente el jardín 922 y la dinámica cotidiana (salas abiertas, vidriadas, circulación permanente de maestros especiales, preceptoras y auxiliares) hacen inviable que hayan sucedido los hechos del tenor que se le acusan», agregaron.

«Los jueces se cagaron en nuestros hijos y en los psicólogos que en el juicio determinaron el stress post traumático de los chicos producido por abuso sexual», aseguró Nelson Cáceres, padre de una de las presuntas víctimas, en la conferencia de prensa junto a Bonafini, y sostuvo que «son 23 los chicos abusados y violados».