Jueves 25 de Abril de 2024

LA MANSION DE LOS «MONOS», LA BANDA NARCO DE ROSARIO

Publicado: 08-06-2013

quinta02_jpg_1853027551

Pérez es un pueblo de 34 mil habitantes que siempre vivió a la sombra de Rosario.

Allí, en un terreno de tres hectáreas delimitado por un ejército de pinos en fila, comenzó a edificarse una propiedad que sobresale del resto. Pertenece a la familia de Claudio “Pájaro” Cantero, el extinto líder de “Los Monos”, la banda narco que domina a la región y que protagonizó los más sangrientos episodios policiales de Rosario.

La historia de los Cantero, que comienza en los barrios “La Granada” y “Las Flores”, ubicados en el sur de Rosario, muy cerca de Villa Gobernador Gálvez.

Ariel es el padre de “Pájaro”. El primero de “Los Monos”. El “Mono Grande”. En 2003 su gente desató una guerra sin cuartel contra los Rivero, conocidos por todos como “Los Garompas”, otra organización narcocriminal de Rosario, aquella disputa dejó un saldo de treinta muertos.

A “Mono Grande” lo acusaron por tres homicidios. Pero la Justicia no pudo probar su participación y finalmente terminó absuelto.

Sin embargo, Ariel nunca abandonó el negocio. Siempre actuó desde las sombras. De hecho, actualmente está prófugo por su presunta relación con el homicidio de Martín “Fantasma” Paz, asesinado por sicarios cuando circulaba en su BMW, en septiembre pasado.

La expansión de Los Monos coincidió con la escalada de violencia que durante estos últimos años sacudió a Rosario.

La obra estaba siendo dirigida por “Pájaro”. Su muerte (fue asesinado de seis balazos el domingo 26 de mayo pasado) no sólo frenó los trabajos sino que sirvió como pista para que la Policía descubriera el destino de una porción del dinero que maneja la banda.

La mansion tiene tres hectáreas, están ubicadas en una zona de chacras, a unos mil metros del cruce de las rutas 33 y 14. Tiene caballeriza con diez boxes, una construcción de 300 metros cuadrados cubiertos, un quincho a todo lujo y hasta una pileta con sistema de calefacción y una piscina para uso infantil con el formato de cara de Mickey.

La casa atesora “siete habitaciones con vestidores y baño en suite, tres de ellas con jacuzzi”. Posee un enorme estar, cocina con equipamiento de lujo y hasta duchas que se manejan por control remoto.

La casa fue allanada hace una semana por el juez Juan Vienna. Como era de esperarse no había nadie relacionado a la familia. Solo estaba el casero