Sábado 13 de Abril de 2024

La Quiaca: ‘Macabro hallazgo de un niño a veinte metros del Escuadrón 21 de Gendarmería’

Publicado: 22-01-2014

untitled

La ciudad fronteriza de la Quiaca quedó conmocionada durante la jornada de ayer, cuando un menor de entre unos 7 u 8 años fue hallado muerto envuelto en una bolsa de arpillera roja, con las piernas dobladas hacia atrás, en el parque infantil “23 de Agosto”, sector norte de este poblado.

Ese sitio está ubicado en la zona comercial fronteriza. Asimismo a veinte metros está la sede del Escuadrón 21 de Gendarmería Nacional. En una primera instancia se presumía que podría tratarse de una niña, y recién por la tarde se corroboró la información, ya que existía un fuerte hermetismo en torno al hecho.

Alrededor de las 7.30 personas observaron lo que a simple vista parecía un bulto. Por lo tanto dieron aviso a una empleada municipal dedicada al barrido y limpieza sobre avenida Bolívar, donde fue construido el ahora derruido parque.

La mujer pensando que se trataba de un animal muerto fue hasta el lugar y se dio con el macabro hallazgo. Inmediatamente dieron aviso a la Seccional 17º, que comunicó la novedad al Cuartel Octavo de Bomberos. Al llegar pudieron constatar que efectivamente un menor estaba allí sin signos vitales.

Recién a las 16 la pequeña víctima pudo ser retirada del lugar, luego de permanecer toda la mañana bajo un sofocante sol cubierto con cartones, porque se aguardaba la presencia del forense y peritos de criminalística desde San Salvador de Jujuy.

Al momento de que el fiscal interviniente Aldo Lozano ordenara el levantamiento del cuerpo, una lluvia intensa se desató en la zona por lo que se dificultó la labor periodística. No obstante se pudo saber que el menor tenía puesto ropa deportiva color azul y era de cabello negro y tez trigueña.

Asimismo por la posición en que se encontraba, con las piernas dobladas hacia atrás y cubierto, los efectivos manejaban la hipótesis de que el cadáver había sido dejado en ese lugar por la noche o madrugada, aprovechando que prácticamente no existe una buena iluminación en sector del populoso barrio Norte.

Mientras en el área donde fue hallado el niño no había rastros de sangre y tampoco, aparentemente, su cuerpo presentaba signos visibles de golpes, pero si tenía abundante espuma en toda la boca y nariz.

Después un móvil policial trasladó al malogrado pequeño hasta la morgue del nosocomio local, a la espera de que los forenses realicen las pericias de rigor. Por otra parte tampoco la víctima había sido identificada, ni pudo conocerse su nacionalidad.

Al respecto, en la Comisaría local no existía denuncia alguna sobre un menor desaparecido, igualmente el dato debía corroborarse con todas las unidades que dependen de la UR 5. Por ahora, es un misterio lo que podría haber sucedido.