Lunes 22 de Abril de 2024

«SRA PRESIDENTA ABRA LOS ARCHIVOS DE LA SIDE», PIDIO EL DR. DUHALDE A CRISTINA

Publicado: 11-07-2013

kosteki-y-santillan-duhalde-le-pidio-cristina-que-abra-archivos-la-side

El expresidente Eduardo Duhalde le pidió hoy por carta a la presidenta Cristina Kirchner que abra los archivos de la SIDE sobre el asesinato de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán, perpetrados hace 11 años durante su Gobierno, lo que fue repudiado por familiares y compañeros de las víctimas, que lo tildaron de «mentiroso».

El exjefe de Estado pidió que la Presidenta «proceda a cumplir con la promesa del expresidente Néstor Kirchner, en octubre de 2003, de abrir los archivos obrantes en la Secretaría de Inteligencia vinculados con los asesinatos de Kosteki y Santillán y dar pública difusión a los informes» del organismo, que por entonces estaba a cargo de Carlos Soria, el gobernador de Río Negro que el 1 de enero de 2012 fue asesinado por su esposa, Susana Freydoz.

 En una acción sorpresiva, Duhalde formuló el pedido a Cristina Kirchner basándose en el artículo 16 de la ley 25.520, de Inteligencia Nacional, que determina que el acceso a los archivos clasificados de la SIDE solo será «autorizado en cada caso por el Presidente de la Nación o el funcionario en quien se delegue expresamente tal facultad, con las excepciones previstas en la presente ley».

 «Los autores fueron sentenciados en 2006 a cadena perpetua por los tribunales de jurisdicción provincial. A partir de ese momento, familiares y compañeros de militancia organizan todos los años actos de homenaje a su memoria, reclamando insistentemente investigar a quienes consideran autores ideológicos de tan aberrantes crímenes», señaló Duhalde, en alusión a la condena de los policías involucrados.

Kosteki y Santillán, militantes del Movimiento de Trabajadores Desocupados (MTD), fueron asesinados el 26 de junio de 2002 por agentes de la Policía Bonaerense en lo que se conoció como la «Masacre de Avellaneda», cuando el gobierno de Duhalde ordenó reprimir una piquete a la altura de la estación ferroviaria, hoy bautizada «Estación Darío y Maxi».

Los asesinatos derivaron en la crisis política del gobierno de transición de Duhalde, que había llegado a la Presidencia de manera interina tras el estallido de diciembre de 2001, y motivó la convocatoria anticipada a elecciones presidenciales.

«Desde el Frente Popular Darío Santillán repudiamos la carta enviada por Eduardo Duhalde a Cristina Fernández en un nuevo intento para evadir su responsabilidad en la Masacre de Avellaneda y posicionarse políticamente», dijeron los familiares en un comunicado, en el que tildaron al expresidente de «asesino» y «mentiroso».