Miercoles 19 de Junio de 2024

CRIMEN DE ANGELES: SECUESTRARON LA ASPIRADORA. EL JUEZ ESPERA LOS RESULTADOS DEL CUERPO MEDICO FORENSE

Publicado: 27-07-2013

51f30802cdb28_538x368

Los investigadores del asesinato de Angeles Rawson secuestraron anoche una aspiradora en el edificio donde vivía la víctima y trabajaba el único acusado, el portero Jorge Mangeri, con la intención de determinar si fue utilizada para limpiar la escena del crimen. 

La aspiradora fue hallada en la terraza del edificio de Ravignani 2360, en el marco de un allanamiento ordenado por el juez de la causa, Javier Ríos, tras el ingreso de nuevos datos en el expediente.

Es que la última pista analizada por el magistrado apunta al testimonio aportado por un peluquero vecino al edificio de Ravignani, quien declaró en la causa que Mangeri le había pedido por su intermedio a una vecina que guardara una aspiradora.

El testigo, de nombre Humberto, relató que el viernes 14 del mes pasado, cuatro días después del crimen de Angeles, el portero lo fue a ver y tras decirle que estaba amenazado, le pidió que le entregara una nota a una vecina del séptimo piso en la que decía: «Sra. Sofía ponga la aspiradora en su lugar».

Los investigadores sospechan que el portero pudo haber utilizado ese electrodoméstico, que ahora deberá ser sometida a peritajes, para limpiar rastros que lo incriminaran. 

Anoche también fue allanado el domicilio de Mangeri, donde fueron encontrados rastros genéticos de Angeles que llevan a los investigadores a pensar que es posible que ese lugar haya sido la escena del crimen.

Los fluidos biológicos de la adolescente asesinada, mezclados con los de Mangeri, fueron detectados con luz ultravioleta y luminol por peritos de la Policía Federal en el departamento del portero.

El Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema de Justicia, le comunico ayer al juez Ríos que la próxima semana le remitirán los resultados definitivos de todos los estudios, entre otros, el de un trozo de uña y manchas encontradas en los asientos de acompañantes de los autos de Mangeri, un Renault Megane y del Chevrolet Celta del padrastro de la víctima, Sergio Opatowski.

En tanto, Ríos rechazó anoche un planteo de la defensa de Mangeri para que se declaren nulas las pruebas como ésta, surgidas por hallazgos genéticos.